Casa del Sombrero

Alberto Pulla

Casa del Sombrero

Tarqui 6-91 entre Presidente Córdova y Calle Larga.

Telf.: 2 829-399

Alberto Pulla es el único de 7 hermanos que se dedicó a esta profesión, que aprendió de su padre desde los 6 años. Su padre Miguel Pulla tuvo la misma profesión que su abuelo Antonio Pulla y su bisabuelo Isidro Pulla desde 1900. Ellos trabajaron en la calle Vazquez de Noboa (Presidente Córdova ahora) hasta 1953.

Luego, Alberto Pulla a los 18 años, tuvo su taller en la Calle Larga, donde Manuel Valencia, ayudante de Alberto; comenzó a trabajar con él. A los 15 años de edad, durante 55 años. Y finalmente se radicó en la calle Tarqui, desde 1943 hasta la fecha. Es un taller y en el segundo piso está el almacén de sombreros y un consultorio médico, donde atiende su hijo.

Manuel Valencia (Asistente de Alberto Pulla): “En esta zona había pocos locales de sombreros, creo que solo era el maestro Alberto Pulla al inicio, luego existieron otros locales, de gente que venía de Girón y San Fernando. Se casó a los 27 años de edad con Laura Guerrero, tiene 7 hijos. El primero Dr. Giovanni Pulla, Lcda. Olga Pulla, Lcda. Miriam Pulla, Lcda. Martha Pulla, Ing. Bolívar Pulla, Veterinario Cléber Pulla y Edwin Pulla (+) quien fue visitador médico.

Ellos también trabajaban en este taller, sin descuidar sus estudios; llegaban después de la escuela y ayudaban.”

“Desde los 18 años, comenzó su profesión y poco a poco lo implementó como un negocio, ya que se hizo conocer y le fue bien, hasta tener su propia clientela. Ahora tenemos, en la parte interior del local sombreros que se venden más a gente extranjera, los sombreros de Panamá y Montecristi. Vienen extranjeros de Alemania, Francia,  Italia, y Estados Unidos.”

¿Cómo trabajaba en sus inicios?

Nosotros trabajábamos con plancha de gasolina, casi toda la vida y por el uso excesivo,  Alberto Pulla llegó a contraer cáncer a las cuerdas bucales y fue operado en Cuba, donde le extrajeron las cuerdas bucales, él tenía 59 años. Luego optamos por el uso de las planchas eléctricas, sin tener riesgo del contacto con el plomo.

¿Quiénes eran sus clientes?

Nosotros siempre hemos trabajado con la gente del campo, de Baños, San Joaquin, Narancay, Yanuncay, etc. Para ellos el sombrero es una tradición. Y también reparamos los sombreros, muchas veces vienen de Gualaceo, Azogues, el Sígsig.

Ahora contamos con clientes fijos, de los cuales tenemos la medida y un listado con sus nombres.

¿Cómo es su productividad?

Al inicio se vendía muy bien, pero ahora se venden unos 5 sombreros a la semana y los sombreros de Montecristi se venden a diario.

Los extranjeros compran más que la gente local. A veces llegan grupos y cada uno va llevando un sombrero.

Cuando Alberto Pulla vende los sombreros, es muy chistoso, se toma fotografías con ellos.

A pesar de que no tiene voz, se comunica bastante con los extranjeros, inclusive hace bromas solo con señas.

No hemos tenido ningún problema con los sombreros, todo es normal en la venta de los sombreros.

Tipos de sombreros:

Tenemos los de paja toquilla, y de paño. En la parte baja del taller, los sombreros están fabricados con goma, son calzados en los moldes, luego son planchados, los blanqueamos y se les da la forma.

Como adorno se coloca una cinta de tafilete. Para que blanquee el sombrero se lo flichea. Y el color natural de la paja va sin azufre, son más duros.

Y en el almacén, tenemos los sombreros que se realizan a base de una prensa, y no con el molde. Son de Montecristi, vienen de una fábrica en Manabí. Tenemos los sombreros de mujeres y para hombres son distintos modelos.

En cuanto a la venta, tenemos más mujeres como clientes que los hombres; porque para las mujeres es una tradición y los hombres cuando botan el sombrero luego utilizan gorra.

¿Ha recibido alguna condecoración?

Sí, por el municipio fue entregado el reconocimiento Gaspar Sangurima como Mejor Artesano de 2008 el 3 de Noviembre. Y por trabajador, recibió un reconocimiento del Centro Artesanal 19 de Marzo.

¿Cómo ven el futuro de la tradición del sombrero?

En el aspecto local puede llegar a desaparecer por que las nuevas generaciones no usan sombreros. Pero gracias al turismo, esta profesión se vuelve de exportación.

Nos consideramos parte de El Vado, porque nos hemos establecido dentro de esta zona alrededor de unos 75 años.

About these ads

4 pensamientos en “Casa del Sombrero

  1. I do not know when I will get to Cuenca but I surely would like too purchase a Montecristi from the Master Hatter himself. Please e-mail me on the details if possible.

    I enjoyed reading the articles written and was very impressed by the dedication of Mr Pulla”s art.

    To have a Sombrero finished by the Master would be an honor.

  2. feliz noche le saludo desde El salvador estuve viento su pagina me intereso muchos sus diseños de sombreros, me encantaria saber si usted tiene moldes o maquina para elaborarlos . Si fuera asi me gustaria me diera precio y como poder comprarlo .
    muchisimas gracias Haydee aguiire :)

  3. Este articulo ya tiene casi dos años pero me gustaria saber si hay un distribuidor de de los sombreros aqui en U.S.A. O una forma en que pudiera comprar un sombrero estilo Panama . Gracias!

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s