Graciela Vintimilla (Museo Laura’s)

Graciela Vintimilla

Casa Museo Laura´s.

Calle Peatonal La Condamine 12-112.

Telf.: 282-33-12

janchi@etapanet.net

¿Qué es lo que más le gusta hacer?

En general lo que me gusta es lo que va relacionado al arte, contemporáneo o también al arte antiguo, me he especializado un poco en lo que es muñecas; he reciclado algunas, a otras les he restaurado y otras las hago completamente.

¿Cómo definiría a sus muñecas, porqué las hace?

Las que están recicladas son las muñecas que ya las han botado a la basura, las que no tenían ojos, estaban rotas, etc. Entonces les di un tratamiento de reciclaje tomando en cuenta el papel maché, el sistema francés. Entonces esas son recicladas. Otras que tengo, he utilizado la restauración, más lo que es las ropas. Otras tienen el cuerpo nuevo, porque los alambres se han roto o algo parecido, son de Europa.

Las nuevas creaciones que tengo son unas pequeñitas que yo misma las hice, como hadas o ángeles. Esas ya son de resina, son un producto nuevo, porque las de porcelana no las puedo hacer acá, por el costo de los materiales. Ya casi no se encuentra la porcelana y los otros materiales son demasiado caros.

¿Las muñecas adquieren nueva vida una vez restauradas?

Exactamente, también se convierten en un objeto de colección.

¿Son objetos de producción artesanal?

Exactamente, si tomamos la historia de las muñecas, las primeras eran de madera, luego vinieron las muñecas de cera, pero más que muñecas, les transformaban en imágenes religiosas. Luego vienen las de trapo, poco a poco han ido evolucionando. Las de celuloide, las de aserrín, que eran alemanas u holandesas, siguen haciéndolas pero ya menos.

¿Tiene su colección personal?

Tengo una colección muy buena.

¿Cuál de sus muñecas es la más antigua?

Tengo una de 1890, una alemana.

¿Y la más pequeña?

La última que estoy haciendo.

¿La más grande?

Es una muñeca de trapo que hice de 1,20 m. Una muñeca negra.

¿Cuándo nació su afición por las muñecas?

Siempre me han gustado este tipo de manualidades y siempre me ha gustado verles a las muñecas. Tuve la oportunidad de ver como las restauraban. Entonces allí es cuando entré directamente a esto.

¿Aquí en Ecuador?

Más durante el tiempo en el que yo viví en Holanda. Allí conocí a muchas personas que hacen esto.

¿Cuántos años vivió en Holanda?

23 años.

¿Por qué decidió regresar?

Los años, la tierra, el cariño de la familia.

¿Esta casa en El Vado es de su familia?

Casa de toda la vida de mi familia y soy nacida en esta casa.

¿Qué generación es usted?

Yo soy ya la cuarta generación.

Por consecuencia, ¿qué es para usted El Vado?

Para mí El Vado es todo. Es siempre una de las peleas que yo había tenido, tratar de que El Vado se mantenga como es, con mucho arte, donde hay mucho arte. Dentro de estas paredes que usted ve, en todo el barrio, hay arte, hay cultura, hay muchas cosas, que en otras ciudades no se puede encontrar. Eso es El Vado para mí.

¿Cuál es la causa, para usted, de que El Vado no sea valorado como es debido?

Creo que se debe a que hace unos 15 años atrás, le transformaron a El Vado, (gente de fuera) en un estigma: alcoholismo, ladrones, de todo ese tipo de cosas.  Gente muy conocida de nuestra sociedad cuencana, emigraron del barrio, afuera.

Entonces poco a poco la gente se fue, somos pocas las personas de las que nacimos aquí y nos mantenemos.

Yo creo que una de las cosas es el estigma que cayó sobre El Vado, como zona roja.

¿En realidad es así?

No, no, no… Es un lugar muy tranquilo y todo lo demás. Yo voy y vengo, muchas de las veces solita, dejando el carro guardado, tipo diez, no es muy temprano, tipo doce o una de la mañana sola, no. Nunca he tenido problemas.

¿Cuál es su criterio sobre las intervenciones  en el sector?

Las persona que vivimos en La Condamine, sobre lo que queremos que sea El Vado, pues que estamos de acuerdo; dejar el mismo adoquín y ese tipo de cosas. Las casas no se pueden cambiar.

¿Y la plaza?

La plazoleta es nueva, relativamente.

Lo que deberían recuperarle pienso yo es dándole otra imagen, para que allí se suscite la cultura, el arte y todo eso y se presta porque es un lugar grande, que pueden hacerlo fácil, a lo mejor, no sé si lo vayan a hacer.

¿Cómo ve usted el futuro de El Vado, de aquí a unos 10 años?

Esperemos que con el apoyo de los vecinos, del resto de gente que queremos al barrio, puede ser algo muy, muy positivo, sobre todo en lo que es el arte y la cultura. Pero si no tenemos ese apoyo, sería una pena, esperemos que no retroceda y pienso que no va a retroceder.

¿El Prohibido no hace mucho ruido?

No. Yo no he tenido problemas con El Prohibido y cuando alguna vez ha habido alguna cosa, le llamo al dueño y le digo, bájeme el volumen. (risas)

¿Cuál es la pieza de colección a la que más cariño le tiene?

No tengo una sola, tengo unas que otras, a las que les tengo mucho cariño, pero para mí la parte que más cariño le tengo es la parte de atrás, en donde tengo una cocina que tiene más de 120 años y se utiliza porque está adaptada al gas. Todos los días, a cada momento. Luego hay otras que son muy especiales que les tengo mucho apego, porque siempre he estado aquí en esta casa. (Y ahí están sus palomas de colas primorosas, o su gallo pequeñito, o las esculturas que adornan techos, cornisas y esquinas).

¿Es aficionada a lo antiguo?

Yo nací entre antiguos. Mi bisabuela, doña Zoila Hinostroza, tenía una casa espectacular en donde ahora es el Hotel Inca Real y allí había muchas, muchísimas cosas antiguas, increíbles y yo creo que fue eso lo que tenemos. Le digo tenemos, porque todos mis hermanos tienen afición por las cosas antiguas.

¿Cuántos hermanos son?

De momento somos 7.

¿Cuántos eran?

Nueve. Entonces todos tenemos afición a las antigüedades.

¿Su papacito se llamaba?

Jorge María.

¿Y su mamá?

Laura Orellana Solano.

¿Tiene hijos?

No.

¿Sobrinos, nietos?

Muchos.

¿Entonces debe ser la casa predilecta de los sobrinos?

Es la casa de todos.

De los que vienen de visita, los que están fuera de Cuenca lo primero que hacen es llegar acá.

¿Esta es una casa muy típica de Cuenca?

Es una de las primeras casas que se mantienen y le mantenemos como usted está viendo este momento. Hay uno que otro pequeño detalle que se ha tenido que arreglar por el paso del tiempo mismo, pero se le mantiene.

¿Usted vive de la restauración de las muñecas?

No. Un buen tiempo viví de lo que era traer las antigüedades europeas, pero hace 15 años, antigüedades y curiosidades, cosas que no eran tan antiguas y luego comencé con las muñecas por afición, más afición que por “negocio”. Más los ingresos son por mi esposo, que es jubilado.

¿Su esposo se llama?

Johannes Van Ruitenbeek. Un poco difícil.

¿Hasta cuándo en la restauración de las muñecas?

Siempre me pongo un tope, siempre digo no, ahora ya no hago más. Un tiempo hacía unas brujas preciosas, no las he vuelto a hacer. Hadas, ángeles…

¿Siempre está buscando nuevas fuentes de inspiración?

Siempre estoy buscando nuevos estilos. Pero ahora en lo que estoy trabajando es en hacer un nacimiento especial, con las caras de las muñecas que tengo ahora, es de algo que vi, que está en el Museo Metropolitano de Nueva York, pero es hecho en 1600, de un danés, no es americano y es algo fantástico y se me ocurrió y estoy ya en algunas que otras cosas, que espero tener terminadas para diciembre.

¿Cómo era la Navidad en El Vado?

Ya no hay, este rato ya no existe. La famosa Fiesta de la Cruz, que era algo espectacular, ya no existe, era en la calle y le vendían las empanadas, lleno de gente. Ahora ya no hay. No se ve lo que existió, las fiestas tradicionales de El Vado.

Ha decaído mucho, yo creo que es también porque la gente ha salido de aquí.

¿Cuál es su edad?

Yo tengo 66 años.

¿Usted recuerda la pesca del bagre en El Vado?

Había oído, pero nunca había participado, es posible que mis hermanos.

¿Recuerda usted la crecida…?

Eso me acuerdo en sombras, porque estábamos aquí…

¿Tendría unos 10 años…?

10 años, en los 50, eso fue recuerdo por que estábamos aquí dentro de la casa y oíamos un ruido infernal, entonces salimos a ver aquello, esa creciente fantástica.

¿Era tarde o noche?

Noche, estaba oscuro ya. Eso es lo que recuerdo. Algo espectacular y hasta un poco terrorífico.

¿Cambió la fisonomía de El Vado?

Totalmente, porque en esa época no había la universidad, entonces eso era una pampa y la parte de San Roque y todo lo demás era pampa y ahora está todo cambiado. Los rellenos que han hecho, las cosas que han hecho, bien logradas.

¿Acertadas o desacertadas las intervenciones?

Yo diría que un 30% están acertadas, pero otras no.

¿En qué época se dieron los cambios, el relleno…?

Creo que fue en la administración de Alejandro Serrano, yo no vivía acá en el Ecuador, porque cuando han hecho la plazoleta, yo no estaba acá, pero se dieron cambios muy acertados, otros no.

Esperemos que ahora al Vado no le hagan muy moderno, tomando en cuenta que Cuenca o esta parte de El Vado es una de las más hermosas que tenemos y hay que mantener la tradición.

¿Su residencia aquí ya es permanente?

Ya llevo 10 años.

¿No piensa volver a Europa?

No. Tal vez de visita, pero que vengan a visitarme.

Visitas en Laura’s

Bazar Navideño

Vodpod videos no longer available.

6 pensamientos en “Graciela Vintimilla (Museo Laura’s)

  1. Pingback: Bazar Navideño en La Condamine y El Vado « El VADO

  2. Pingback: Bazar Navideño en La Condamine y El Vado « EL VADO

  3. Muy hermoso trabajo, te felicito, me alegro que puedan mantener sus tradiciones y la antigua arquitectura de Cuenca, ojalá que la naturaleza no la borre en tres minutos, como paso aquí, en la región donde yo me encuentro. Desde Pichilemu Chile.
    Tu primo que te recuerda con cariño. Marcos Orellana

  4. Foi muito especial os momentos que passei em seu ateliê, com todas aquelas bonecas me fazendo companhia, um presente raro que vou guardar com muito carinho na memória.
    Ofélia. São Paulo – Brasil

  5. Pingback: Fotos Casa Museo Laura's | Historias de una Mujer Lobo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s