Miguel Andrade (Talabartería Andrade)

Miguel Andrade

Talabartería Andrade.

Tarqui y Presidente Córdova 7 – 31

Cel.: 097241826

Casado con Teresa Benavides.

4 hijos, Marisol, Maribel, Janeth y Miguel.

Agremiado a la Federación de Artesanos

Miguel Andrade es el último talabartero que queda en la Tarqui y Presidente Córdova, anteriormente un sector de talabarteros de la ciudad.

El firma todas sus monturas, ya sean estas de pico para lacear el ganado reforzadas con hierro, galápagos, ganchos o texanas o mexicanas. Confecciona también cinturones de seguridad. La montura más antigua hecha por Andrade tiene 30 años, lo que certifica la calidad artesanal de su trabajo. Su padre, Jacinto Andrade también fue talabartero y su tío Vicente Andrade, de quien aprendió parte del oficio, el trabajo de más calidad. Entonces considera que es una herencia de familia. Su hijo, empezó a los 14 años a aprender y ahora que tiene 30 años ya es un experto.

¿En qué consiste su oficio?, ¿porqué el nombre?

La talabartería viene de la antigüedad, de los tiempos de Napoleón, se caracteriza porque es todo lo relacionado con el caballo. Yo hago también maletas para armas y toda clase de cosas. No hay nada que no se pueda hacer en la rama de la suela. También trabajo en cuero.


¿Qué materiales utiliza?

La base principal que es la materia prima es la suela, en segundo se ocupa el ruso que es el cuero de zapato. Entonces eso, pero la materia prima es la suela.

¿De qué está hecha la suela?

Es el cuero del ganado, que se prepara en la curtiembre. Ellos le desencarnan, le sacan la lana, le curten y procesan la suela. Nosotros traemos aquí en hojas, le preparamos y tratamos para lo que necesitemos, de acuerdo a eso se prepara el material, para cinturones, para las monturas es otro tratado. Para las maletas, maletines, depende, para lo que pide el cliente.

¿Qué tiempo tiene su talabartería?

Aquí estoy más o menos desde 1980, yo tengo un proceso de trabajo de más o menos unos 40 años, como talabartero. Yo comencé aprendiendo de una tierna edad, comencé aprendiendo aquí en la Presidente Córdova, que antes se llamaba la Vásquez de Noboa. Más o menos en el 64 comencé.

En esa época, más o menos ¿cuántos maestros talabarteros calcula usted que había en Cuenca?

Más o menos unos 8 a 10 talabarteros, en esta zona por supuesto, esta era la zona de la rama de la talabartería.

¿Quiénes son sus clientes?

Yo he trabajado para todo el mundo. He trabajado para Australia. He trabajado para EEUU, Canadá, hace unos 15 años atrás fui premiado en España, me llegó un oficio de que había salido premiado, pero no pude ir a retirar el premio, pero tuve la satisfacción de haber sido nombrado como la décima empresa en el Ecuador, entonces es la satisfacción que nos queda para esta talabartería.

Para el Ecuador trabajamos a todo nivel, bajo pedido de todo, incluso con personas con las que por teléfono hacemos negocio, no sé quienes sean, pero con recomendaciones hemos recibido contratos de monturas al menos.

Hay personas que son bastante amigos. El señor Febres Cordero, era cliente de aquí y me mandaba hacer monturas. Son personas recomendadas con las que hemos trabajado todo a base de teléfono. Ellos hacen depósitos, o tienen recomendaciones de otros clientes porque ellos ya les llevaron, les mostraron nuestro trabajo, entonces vieron y nos mandan hacer. No hay ningún problema en ese sentido.

¿Qué tiempo le toma hacer una montura?

Mucho, depende del modelo, hay monturas que nos coge 15 días, 1 mes, 2 meses, de acuerdo a eso es la calidad, se trabaja monturas, las de plaza que son de aquí u otros modelos que son americanos, modelos españoles, para rejoneo, para lacear ganado que es un poco más complicado, más reforzado, entonces de acuerdo a eso se va el tiempo, la hechura de una montura.

¿Cuáles son las partes de una montura?

La montura está compuesta de la madera que es la base principal, el armazón que nos traen de un punto que se llama Quingeo, nos trae de allí un señor que las trabaja, aquí se le da el porte que sea, porque no viene exactamente el porte, a la medida del cliente, más o menos en nuestro medio un promedio de 15 pulgadas, de 39 a 40 centímetros de asiento y aquí ya le damos la forma, pulimos la madera y después va reforzado con el material crudo que se llama, que no es procesado, que no es suela, es material crudo, recién sacada la lana, ese material viene fresco. Nosotros aquí le montamos en toda la montura, eso se llama el retrobado. Después que está seco, entonces va forrado de lana, un asiento, faldas, faldillas, rosetones, argollas, estribos, guarda fangos, cinchas, correas de cinchas, la pechera, la gurupera y complementos como la retranca en la parte del anca del caballo y para el jinete los zamarros, correas de espuela, espuelas, bocados, cabezadas. Todos esos son implementos de la montura.

¿Cuántos años puede durar una montura?

Depende de cómo la conserve el dueño. Hay monturas que vienen aquí a los 8-10 años nada más para limpiarles, eso porque se las hace bien hechas. Pero claro, hay personas que también no las saben cuidar la montura y en un mes ya están destruidas. Hay personas que si las saben cuidar… Yo tengo un cliente, un médico de aquí de Cuenca que tiene por el lado de Chaucha una montura que yo le dí hace unos 17 años y le tiene como si la hubiera cogido hace un mes más o menos, le conserva bien a la montura, si se moja, si se ensucia, la está limpiando, engrasando, entonces le conserva muy bien a la montura.


¿Tienen las monturas diseños especiales?

Nosotros sacamos de catálogos que generalmente vienen de EEUU, de México y España, ahora están viniendo muchos catálogos de España. De acuerdo al pedido del cliente se le muestra el modelo y le damos haciendo, según el modelo.

¿Cuál es el diseño más elaborado?

Las monturas españolas, que no tienen madera, son confeccionadas con el tamo del trigo, de cebada, esas tienen un armazón de hierro adelante y atrás, tienen más o menos un grueso de unos 5 centímetros en cuadro, en la parte de adelante y atrás, nada más, no tienen todo el armazón, es puro tejido de veta crudo y del tamo de la cebada o del trigo y eso va forrado de tela, de cuero crudo, que le da la forma.

¿Aparte de las monturas, que otras cosas hace?

Digamos que hacer eso da el arte, bolsos, cuerdas, correas, entonces ya no es difícil, solamente darle una creatividad al cliente, lo que el quiera, porque nosotros antes hacíamos unas monturas que tenían un león a un lado y el cazador al otro lado, muñecos perfectos y eso había que forrar de cuero, solo el armado de la parte delantera cogía casi unas 14 horas, solo elaborar el armado y eso se hacía con una montura que se llamaba de plaza, antiguamente, eso confeccionaba por el 75-80, esas monturas, ahora piden lo más llano, lo más sencillo.

¿Porqué su taller en El Vado?

Siempre ha sido la tradición de los talabarteros en el sector de la Cruz de El Vado, talvez se hayan ido algunas personas por el sector de San Sebastián, por la Luis Cordero y la Vega Muñoz, pero la tradición ha sido como el barrio de La Suelería que tiene en la Mariscal Lamar, es exactamente aquí en la Presidente Córdova y La Tarqui, que ha sido la tradición de los talabarteros, no ha habido más.

¿Han pasado muchos oficiales por su taller?

Sí, este arte digamos, es para personas que en verdad les guste, pero de ahí así para quien no es, si es para personas que vienen por ganar dinero yo no les enseño, porque una cosa es que quieran aprender y otra cosa es que quieran ganar.

¿Es muy sacrificado, con un horario muy exigente?

No, para el que le guste no hay horarios, yo trabajo de 16 a 18 horas, no me pesa, porque a mi trabajar al menos en miniaturas es lo más gustoso de trabajar este arte.

¿Trabaja en los detalles de ciertas formas?

Sí, yo he trabajado en monturas de 65 a 70 cm de largo, pero también se han hecho monturas que llegan a un total de 25 cm. Otras de 20 y también algunas para adornos de carros de unos 5 cm.

¿Le hacen pedidos para el Pase del Niño?

No, sabe que para esas épocas nosotros mejor no tenemos trabajo, porque son gente que se prepara con mucha anticipación, las monturas mandan a arreglar y alquilan los caballos con las monturas, entonces para esa época no. Hay épocas que no es justo, sino en cualquier día o fecha del año piden obras y nosotros trabajamos casi para hacendados nada más, entonces son monturas muy escasas para alquilar, todos llevan en propiedad. Ahorita estoy haciendo un bosquejo para un señor que tiene caballos para alquilar, está en un proyecto de hacer monturas de valor, pero también para cobrar el arriendo, entonces estamos en ese proyecto.

¿Cuál es su mejor obra?

Fue el trabajo que mandamos para Australia, había una señora que hacía el enlace aquí en Cuenca y llevaba allá, me gustaba trabajar para los señores que me pidieron, yo trataba de hacer lo mejor.

Envié unas 10 a 12 monturas. Casi vinieron a hablar personalmente conmigo los señores, pero querían por docenas al mes, entonces ese trabajo nosotros no hay como hacerle al mes, hay un cantón aquí en el Azuay que ellos trabajan una docena a la semana, pero es un trabajo pura pacotilla.

En cambio nosotros hacemos 1 cada 15 días pero bien hecha. Hacemos 1 cada 15 días, pero la más barata.

¿Cuánto cuesta una montura?

Unos  $400 y $350 la más barata.

¿Su hijo aprende el oficio?

No, el ya sabe. Los dos trabajamos en el taller por cuenta propia. Tiene 12 años trabajando y ya puede abrir un taller en cualquier lado, tiene experiencia y ya tiene su clientela, es un profesional.

El se puede desempeñar en cualquier trabajo, nos inventamos cosas de habilidad, entonces hacemos cualquier trabajo, a nosotros no nos vence hacer nada y gracias a Dios que nos ha dado habilidad y también a él, incluso es un poco más hábil que yo.

¿Qué significa El Vado para usted?

Bueno, El Vado ha sido una tradición aquí en el Azuay, antes era un poco llevado a mala por mucha gente que no era de El Vado, le hacían quedar mal pero, a mí al menos nunca he tenido ningún problema porque ya soy conocido. He vivido aquí toda mi vida, he trabajado en este barrio, mi vida ha sido, mi trabajo aquí, entonces yo soy conocido aquí de muchos años.

¿Qué espera para el barrio?

Qué las autoridades se dediquen un poco más al barrio, a dar seguridades aquí a nuestro barrio, porque a veces se necesita, a veces no hay, a pesar que yo pienso que no es de que la Policía necesite más armamento, yo nunca he pensado en ese tipo de cosas, solamente es un poco de actitud de la Policía, pero no armamento. Si uno se les llama, pues que vengan enseguida, porque si no es un accidente de tránsito, entonces no vienen ellos.

Vodpod videos no longer available.

7 pensamientos en “Miguel Andrade (Talabartería Andrade)

  1. miguelito un gusto el verlo en estos medios, sabe necesito hablarle asi que escribame a la pagina web saludemelo a su papi y digale que le llevo 2 gringas para el cajas el hotel jajaja
    escribame

  2. Saludos a Don Miguel Andrade, mis felicitaciones por conservar esta hermosa tradición artesanal y le sugiero que trate de transmitir sus sabios conocimientos a las nuevas generaciones, dictando contínuos talleres artesanales para que este Arte, artesanía y a la vez Oficio, no desaparezca en Ecuador.
    Atentamente lo saludo desde Loja/ Telf. 2587751- 094401404-

  3. felicitaciones, si fuera tan amable la direcion exacta para forrar una silla de madera y cuanto me costaria

  4. soy miguiel andrade se pueden comunicar a estos telefonos para cualquier informacion 0981005659 0969236273 muchas gracias a todos

  5. Señor Andrade Buenos Dias Una Pregunta Como puedo ver Los Modelos De Las Monturas y Tambien Quisiera Saber Que Dias trabajan Y La hora laboral De Ustedes
    Att Jose Garcia

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s