El Prohibido como espacio público

Faltan espacios públicos para las presentaciones de rock en Cuenca

El Prohibido es uno de los pocos espacios que tienen las bandas de rock para hacer sus presentaciones. (FSV)

El escenario; un patio de una casa patrimonial con una pequeña plataforma de cemento con barandillas de metal en frente, a media altura. La claridad natural del día entra por el techo atravesando una claraboya rodeada de tejas. El público forma un semicírculo. En la pista: el grupo de rock Hard Soul, que significa Alma Fuerte. La banda toca en vivo y los asistentes se mantienen expectantes, algunos permanecen quietos, unos aplauden al final de cada canción y otros conversan al oído por el fuerte ruido de las guitarras, la batería, el bajo, los instrumentos de teclado y los sintetizadores. Afuera, están reunidos más “rockeros”, la mayoría jóvenes, para ingresar a este lugar conocido como Centro Cultural El Prohibido, ubicado en El Vado, en pleno Centro Histórico de Cuenca.

Por momentos se abre una puerta de madera y entran de a uno los “rockeros” para ser parte de una “fiesta del rock”. Una amable joven, acompañada de un muchacho, es la encargada de controlar que el ingreso se cumpla con orden. Una buena parte de los asistentes, como es distintivo de los seguidos de este género musical, se destacan por sus largas cabelleras, visten prendas negras ajustadas al cuerpo y combinadas con blue jeans. Karina Toledo, estudiante de la facultad de Medicina de la Universidad de Cuenca, está en medio del público junto a su prima Catalina, quien es alumna de la facultad de Bellas Artes de la misma universidad. Ambas vinieron desde Quingeo. Karina espera inquieta la presentación de la banda Wait and See.

La banda Wait and See está conformada por tres alumnas de Las Salesianas, estudiantes del Conservatorio de Cuenca. (PSR)

Ella es seguidora de esta agrupación “porque allí tocan mujeres también y uno de mis sueños es estar en una banda… El rock es una cultura, no es violencia ni alabanzas al demonio como dice mucha gente, claro que algunos rockeros se portan mal y hacen quedar mal al resto, pero esos son pocos…”, dice en tono de reflexión.
De repente aparece Wait and See y tras disculparse por terminar el diálogo Karina regresa a su puesto, pues quiere estar en un sitio privilegiado.
En Wait and See tocan: Daniela Román, Kimberley Toledo y Camila Altamirano, todas estudiantes de Las Salesianas. Están acompañadas de Sebastián Barrera, Nicolás Toledo y Ricardo Orellana. Luego de su presentación se retiran del escenario en medio de aplausos y felicitaciones. De fondo suena música de Iron Maiden. Camilla, de 16 años, es una de las vocalistas, cuenta que la idea de formar un grupo nació en el colegio, donde se juntaron para cantar en diciembre pasado.

Dice que sus padres le apoyan en esta iniciativa y le acompañan a sus conciertos. Las tres chicas cantan también Lírica y son parte del coro del Conservatorio de Cuenca. En la cartelera de presentación también están los grupos Anger y Angel Caído. Bolívar Guachichulca, director de esta última agrupación, quien es profesor en el Conservatorio de Cuenca, explica que en esta ciudad, considerada la tercera urbe más importante del país, no hay espacios suficientes para la presentación de grupos de rock. Lleva como músico guitarrista 20 años. Es investigador musical y tiene un masterado en Pedagogía e Investigación Musical. Ha trabajado como guitarristas en Argentina, Chile y Brasil.

Guachichulca refiere que en Cuenca hay alrededor de 10.000 “rockeros” y no más de tres lugares donde se puede realizar eventos de rock. “La capacidad ni la infraestructura de estos sitios no es la óptima…”. Este músico, quien es presidente de la fundación Abriendo Fronteras, plantea a las autoridades que se abran más espacios para este colectivo cultural. “Estamos considerados una cultura por tener todos los parámetros necesarios para serlo…”.

Detalle

El rock tiene sus raíces en la era del rock and roll y el rockabilly en los años 1950. A mediados de 1960, se combinó con la música folk para crear el folk rock, con el blues para crear el blues rock y con el jazz, para crear el jazz-rock. En los 70, el rock incorporó influencias del soul, el funk, y la música latina. También en los años 70, el rock desarrolló varios subgéneros como: el soft rock, el hard rock, el rock progresivo, el heavy metal y el punk. Los subgéneros del rock de los 80 incluyen el new wave, el new romantic, el glam rock, el synth-pop, el hardcore punk, rock alternativo, el thrash metal, y el speed metal. Los subgéneros del rock de los 90 contienen el grunge, el britpop y el indie rock.

Fuente

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s